Quien calla y obedece, se jode dos veces !

Esto pasó hace unos ayeres…

Era lunes por la mañana, había llegado muy  puntual a la clase de Neerlandés y el panorama era: salón repleto y pocos lugares disponibles

Mientras divisaba donde carajos me iba a poner, observé que  en “la mesa del rincón” había un lugar vacío, al cual me dirigí para sentarme como dicen vulgarmente : “ a dos nalgas “, por lo que acomodé mis “tiliches” y me instalé a escuchar la clase .

Pasados cinco minutos llega un  compañero que me observa y camina hacia  donde me encuentro y a bocajarro me suelta en Neerlandés: “Muévete, que es mi sitio”.

Yo , haciendo que ” la Virgen me hablaba ” fingí demencia- ésta causa paz mental- y lo ignoré .

A lo que él me vuelve a repetir : “ Ga weg! “ (Quítate)

Yo,  con una sonrisa de oreja a oreja pero con unos ojos de chin!Q·$! tu madr.. !!  le respondí – Wablieft? (Que dices?)

A lo que el compañero como si le hubieran puesto un “cuete en la cola”, comienza a apuntarme con el dedo que me quitara, todo de una manera muy prepotente y con el beneplácito de sus amigos ( otro grupo de chicos de su país).

Entre mas lo veía , mas seguía yo “montada en mi macho “ y sin ninguna intención de hacerle caso, por lo que también le hacia ademanes de: dónde está tu nombre o dónde dice que es tu lugar?

Como también me aplicó la de: “no te entiendo”, le dije: Si quieres sentarte, aquí, al otro lado hay sitio. ( Total el que llego tarde fue él ).

Al ver la situación en la que ninguno de los dos cedíamos, sus amigos se recorrieron para que éste se sentara.

Pero mi “compi” ya encanijado lo que hizo fué arrastrar la silla y ponerla a un lado mío ( donde se supone que era SU lugar ) así tipo: cachete con cachete y ombligo con ombligo.

Al sentirme invadida, me recorrí  un poco pero sin dejar de echarle “ojos de pistola “.

Mientras la clase continuaba,  a la maestra se le ocurre la gran idea de: hacer una actividad con el compañero de un lado.

Mientras en “chinguiza”  hacia unos cálculos mentales de haber con quien me tocaría pues zaaaz!, lo temido : tenía que hacer equipo con mi compañerito.

En fin, la clase siguió su rumbo sin embargo el compañero parecía “novio encabronado”, con lo que hicimos los ejercicios sin ninguna conversación fuera de la actividad y acompañada de silencios sepulcrales, mientras nos tocaba responder.

Desde ese día hasta el el final del curso, a mi compañero le quedo claro que yo como la Paulina Rubio: “Por las buenas soy buena, pero por las malas lo dudo” y a mi no me quedo otra, mas que llegarle mas temprano para evitar derramar la bilis.

Por que en la forma del pedir, esta el dar.

Advertisements

One thought on “Quien calla y obedece, se jode dos veces !

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s