” De golosos y tragones, están llenos los panteones “…

Si me pongo a pensar cual es una de las cosas que más extraño de vivir lejos, sin lugar a dudas me quedo con: la comida!.

Lo cual me convierte en la presa perfecta para todas aquellas personas que se anuncian vendiendo platillos mexicanos.

tortillas

Recuerdo que la primera vez que se me ocurrió encargar tortillas a gran escala, compre más de 20 kilos (porque estaban en promoción), todo iba perfecto hasta que mi marido vio tremendo tortillal en la casa y no me dijo nada,  pero con la mirada ya me había mandado a la chingada y regresado dos veces.

Ni que de decir cuando me cuestionan algunos amigos extranjeros el hecho de por qué los mexicanos iniciamos una conversación y terminamos hablando de comida para todo, incluso  hasta en las canciones (la mayonesa, la manzanita, sopa de caracol, pollito con papas, el sheriff de chocolate).

Me ha llegado a pasar también, que cuando veo que los víveres en la alacena comienzan a  escasear,  mi instinto comercial no duda en cambalachear o de plano encargar a alguna amiga que ande de viaje, aquello que me hace falta.

Ni se hable del tema vacacional, pues donde reclute algún sitio de productos mexicanos… No titubeo en armar mi survival kit (tortillas, mole, salsa Valentina…).

bunuelos

Confieso que entre mis últimos pagos por exceso de equipaje  (2 maletas documentadas llenas de comida + 1 maleta de regalos y ropa + una de mano de 15 kilos) cargue con una petición familiar de 150 buñuelos, los cuales hizo mi hermana (que vive en USA) y llevo a Guadalajara  para que  pudiera traer el antojo navideño de regreso a Bélgica. ( La neta que quien furea buñuelo para andar tan paseado  )

Nada que decir sobre la fidelidad que le profeso a esas compatriotas luchonas que anuncian la venta de comida con servicio a domicilio, ahí también me dejo ir como hilo de media (que la flautita, el pozole, los tamales y lo que se acumule…)porque como dicen:” a comer y a misa, solo una vez se avisa “¡

pedido mexicano

También soy fan de la compra en línea como excusa para preservar las tradiciones, por lo que la Rosca de Reyes  fue mi último pedido alimenticio  on line (claro, que este pequeño detalle lo omití a la familia política total, lo  importante es el sabor, no la procedencia).

Tomando en cuenta que el clima juega un papel primordial en el desarrollo de la vida diaria en este país,  procuro echarle ganitas al tema culinario

comiendo taco

Por ejemplo, si  llueve hago la  sopita de fideos que me recuerda a la que mi mama me daba para reconfortarme, si me siento enferma pues el  caldito de pollo que todo lo cura, que si hay un cumpleaños nada se compara con un pozole, que si traigo sentimiento de   “rompe y rasga” que mejor que un taquito, que si me siento en modo veraneo : el ceviche, que si ando muy mexicana un molito, que para ensenar sobre nuestra cultura: el guacamole, que si vienen los amigos de mis hijos: unos tacos dorados, que se acabó el pan unas quesadillas  etc.. etc..

Porque no se Uds pero a mí eso de sentarme a la mesa y probar un platillo del rancho, es como un bálsamo para el alma, me evoca: lugares, momentos, situaciones, personas e incluso me ayuda a sacar esos sentimientos atorados o reafirmar el estado de ánimo que me acompaña.

Asi que, todo con moderación pero:  ” Come y bebe, que la vida es breve “.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s