No hay mas valor, que el de un pendejo!

Hoy particularmente me desperté pensando mucho en mi mamá y… “será el sereno”, pero entre mas pasaba la mañana más caía en cuenta de como y cuanto me hace falta.

En ratos, me agarraba la lagrimeada y pensaba en lo que significaba pagar ” el precio” de la distancia…

Recuerdo que una ocasión  boda santmi mamá estaba de visita en España  para ayudarme con el post parto y de paso conocer a su primer nieta, sin embargo el escenario no era para nada favorecedor, de entrada, a la criatura me la entregaron con la clavicula izquierda rota, yo por mi parte, pasando todas las anestesias, me sentía como Santo Cristo !! ( toda madreada ), a los pocos días mi esposo iba a Rusia un par de semanas por trabajo y obvio que con la llegada de la bebé estábamos re organizando la dinámica familiar.

 El primer mes literalmente nos la pasamos como: “calzón de put#” de arriba a abajo, pero, salimos victoriosas!!.

Pasaron las semanas y se acercaba el momento de la despedida, cuando de un momento a otro muy pícara mi mamád me dice: ay hija, en verdad : – No hay mas valor que el de un pendejo!..  yo, atónita le pregunté..- Mmm oye es una cualidad ó me estas echando una pedrada ?? ella con sus ojitos pispiretos y medio vidriosos me dice : – Ay hija, yo creo que cuando decidiste venir, ni te imaginabas lo que te esperaba verdad ??…yo simplemente volteé y con la mirada le dije todo…

lupis y yo

No pasaron ni dos años cuando ya de vuelta estaban mis papás pero..ahora en Bélgica para recibir a mi segundo hijo, aquí sí que fue todo un show para ellos porque era un nuevo país, otro idioma y dependían de otra gente para poder moverse pero así apechugaron por casi tres meses y llegó otra vez el momento de la despedida, entre un abrazo y otro  mi mamá duro y dale me voltea a ver y me dice : ay hija, es que en verdad, no hay mas valor que el de un pendejo !!.

Volvieron a pasar los años y tuve que ir a México, ésta vez, no de vacaciones sino para acompañar a mi mamá en un momento muy difícil… le habían diagnosticado cáncer de páncreas y ya estaba en fase terminal, sus expectativas de vida primero eran de 3 días y luego de un máximo de 6 meses, pero fuimos a por todas.. cualquier tratamiento que nos recomendaban lo  probábamos, hacíamos todo lo que estaba a nuestro alcance,  lo único que no perdíamos era: la fé.

A veces nos poníamos de capa caída , pero ahí estaba ella.. fuerte como un roble !!,.

Ya cansadas de tantos exámenes y sentadas mientras organizábamos a que horas tocaba la siguiente medicina ésta vez volteo y le digo..- Ay mamá.,neta que no hay mas valor que el de un pendejo… !!. nos quedamos viendo y sonreímos.

Dentro de todo, las dos sabíamos lo que significaba la frase  para cada una, porque  bajo nuestras propias circunstancias, afrontábamos a nuestra manera lo que la vida nos iba poniendo, pero con el valor y la  incertidumbre de un pendejo.

mama e hija

No sé si se hizo mi ” himno de guerra “, pero cuando la estoy pasando mal ó me  meto en algún proyecto  que me está quebrando la cabeza, pienso en ella y … tararán… ahí está esa frase que lo resume todo.

” No hay mas valor, que el de un pendejo “.

Advertisements

4 thoughts on “No hay mas valor, que el de un pendejo!

  1. Simplemente me encantó, una frase local que tomó un significado impresionante,que puede ser, sin duda, refrán. Un abrazo, no había dado con tu blog, ahora te sigo 🙂
    Creo que aparezco con mi nombre de blog, soy Erika de San Luis, la prima adoptiva jajaja

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s