” A donde fueres, has lo que vieres…”

 

Ya han pasado mas de cinco años en los que llegué a Bélgica e hice un programa de Integración Social al país  llamado: “Inburgering  , el cual va dirigido  a todos  los extranjeros mayores de 18 años llegados al país  ( trabajadores migrantes, refugiados, asilados, aquellos que vienen por motivos de reunificación familiar ) … pero con intensiones de vivir aquí ya sea de manera definitiva o por una larga temporada, aclaro, con todos los documentos que demuestran que se está de forma legal.

La finalidad del programa es la de que te integres ( osea que no sea   “tan  fuerte el golpe” cultural ) y te vayas haciendo de tus propias herramientas para armarte un futuro.

Cabe resaltar que cuando decides hacer este programa, te comprometes a terminarlo en un plazo no mayor de dos años (al menos eso era cuando yo lo hice y no se si ahora han cambiado las cosas ) pero igualmente firmabas un contrato en el que así  como recibías un serie de beneficios, también podía pasar lo contrario, quesi no cumplías había una penalización bastante fuerte.

inburgering hasseltCon ese antecedente, llegando a Bélgica,  ya  tenía la cita organizada para que nos explicaran los pasos que debía seguir  y digo nos, por que como no hablaba holandés pues mi esposo era el que me tenía que traducir, absolutamente TODO !..

 Ahí por primera vez sentí el  “chingadazo” de  tener que depender de otra persona para poder “moverme” por estos lares.

El programa está dividido en tres partes comenzando con:

La asistencia personal/ Trajectbegeleider

Aquí mi líder de trayecto se llamaba Nancy, ella respondía las dudas  y preguntas en cuanto a lo que se refería la vida en el país pero desde un tema mas práctico, por ejemplo: desde el qué tengo que hacer para revalidar mis estudios? hasta el dónde puedo conseguir una guardería ?.

La siguiente parte del programa fué un curso de: Integración Social.

El curso lo tomé en español,( porque hasta eso se puede escoger en diferentes idiomas)  y así a mediados de agosto de forma intensiva comenzó mi proceso de: “modernización”.

En el curso éramos de :  “chile, mole y pozole”… osea que estaba variadito el asunto, pero compartíamos el estar recién llegados a Bélgica , el que no conocíamos mucha gente y que nuestros conocimientos de neerlandés eran básicos o nulos, con lo cual el curso significaba un momento de escape.

En el curso nos enseñaron un poco de historia y costumbres del país, a reciclar e incluso llegamos a hacer un par de excursiones y andábamos como: ” Juan por su casa”  y es que al final de cuentas… llegábamos a nuestra nueva casa y teníamos  que conocerla.

Finalmente la última parte del programa fueron las clases de: “Neerlandés “

Aquí hice una prueba psicometrica y cumplimente un formulario en la Huis van het Nederlands ( que son los que se encargan de derivarte a la escuela de Neerlandés ).

El curso 1.1 es obligatorio y lo que te exige el programa, sin embargo tienes la facilidad de hacer hasta el nivel 2.4 gratis, con solo ensenar un documento que acredite que hiciste el inburgering.

Una vez finalizados los tres pasos de este proyecto recibí un diploma y un certificado que validaban mi interés por integrarme al país.

Con lo que pasé a ser ” un lobo domesticado ” … diría Joan Sebastian .

Como migrante, es de agradecerse el apoyo e inversión que hace el país (porque se pagan impuestos altos) para este tipo de programas, aunque a decir verdad, con curso o sin curso no hay que olvidar que: ” A donde fueres haz lo que vieres” ó mejor aún…  “Arrieros somos y en el camino andamos”.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s