“Te brincan las patas”

Ay hija, lo que pasa es que a tí: “Te brincan las patas”! esa frase me la repitieron mis papás en más de alguna ocasión y en todas sus entonaciones posibles, sin embargo tomó más sentido, el día en el que llegué a casa con los requisitos en la mano para irme a estudiar un semestre de la universidad al extranjero.

A poco más de 15 años de haber vivido esa experiencia y haber migrado de manera  ” definitiva ”  a otro continente, no me queda ni tantita duda de que tan atinada frase venía con un equipaje cargado de:  sentimientos, expectativas, sacrificios  e ilusiones tanto para mí que me iba, como para los que se quedaban.

Y así, con todas esa ganas y necesidad de salir del entorno conocido de los que el miedo, la comodidad o la desidia no me hubieran permitido, comencé la aventura con un halago encubierto en forma de reclamo que decía: ay hija, lo que pasa es que a ti “Te brincan las patas”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s